La analítica de datos es el impulso en el que se deben enfocar las organizaciones. Cada vez más, las empresas hacen uso del pensamiento de datos o “data thinking” para ser más agresivas en el mercado y tener mayor nivel de competitividad. Responder a interrogantes como: ¿por qué las empresas se basan en datos?, ¿cómo los datos impulsan la actividad empresarial? o ¿qué tipo de equipo es necesario para procesar los datos?, es la base para entender hacia dónde van las empresas.

Estos temas fueron abordados recientemente por el Dr. Srikar Bellur, profesor de Data Analytics en Harrisburg University durante la XIII versión del Biz Fit Panamá, organizado por CAPATEC.

Está comprobado que las herramientas tecnológicas facilitan el acceso a los datos. Empresas como Apple, Google, Amazon, Netflix y el Washington Post han sido impulsadas por los datos.  Por lo que, el manejo de los datos lleva a la correcta toma de decisiones evidenciado en estas empresas, con un 11% adicional en términos de ingresos.

Los datos cuentan una historia

El analista de datos encuentra patrones que facilitan la toma de decisiones y contribuyen a resolver cualquier problema. Hoy en día, no hay excusas para tomar decisiones instintivas.

Los datos son clave en el funcionamiento de cualquier organización porque al contar con datos descriptivos de los procesos, de lo que sucede y por qué sucede, se puede tratar de predecir lo que vendrá; y así controlar el futuro correctamente.

La información optimiza las decisiones, maximiza las ganancias y minimiza los costos.

El análisis de datos es la clave del negocio

Las empresas necesitan contar con información de sus clientes, segmentarlos, ofrecerles las promociones adecuadas y todo esto se logra gracias a la data. El manejo de esta información conforma lo que se denomina cultura de datos.

Por su parte, el científico de datos debe poder expresar ideas complejas en términos simples. Cuando los datos indican hacia dónde ir, el camino a seguir es irrefutable.

¿Dónde se forman los analistas de Datos?

Existen muchas universidades con programas muy sólidos de orientación cuantitativa, pero hay tanta información que manejar para realizar un buen trabajo en el análisis de la data que son necesarias también muchas competencias cualitativas. El talento adecuado para los departamentos de innovación y análisis de datos debe saber de programación de bases de datos, estadísticas, dominio, conocimiento y comunicación.

Lo ideal sería poder preparar a tu propio personal en la ciencia de datos, pues este ya tiene el conocimiento base de tu empresa. De esta manera, puedes aprovechar ese talento que de por sí tiene ya la expertiz sobre el negocio.  Se trata de poder reutilizar la capacitación desde adentro para reducir el costo de la transición a una cultura de datos. Además, esto evita la fuga de cerebros, compromete al personal con la empresa y amplía las oportunidades de competitividad del trabajador y de la empresa.

Profesor de Harrisburg University

Por ejemplo, Harrisburg University trae a América Latina su programa de maestría y doctorado enfocado en análisis de datos para formar al talento de la región que, según indica Ballur, crece a pasos agigantados en la ciencia de datos y en aspectos relacionados con la innovación y tecnología.

Hemos establecido una sede universitaria de Harrisburg en Panamá para atender a la región latinoamericana. Iniciamos ofreciendo nuestros programas de Ciencia de Datos, Ciberseguridad y Gestión de Proyectos en un formato híbrido que contará con profesores altamente especializados.

 

Profesor de Harrisburg University

Para los profesionales con un máster o un doctorado en analítica o ciencia de datos se abre un mundo de oportunidades. Cargos como director de marketing digital, analista de gestión, arquitecto de datos, director de sistemas de información o director de operaciones de datos son algunas de las opciones para el talento que se prepara en esta área del conocimiento.

Los analistas de datos tienen cabida en prácticamente todas las disciplinas: negocios, sanidad, geología, matemáticas y estadística, biología, química, informática, sistemas y tecnología de la información, ingeniería, psicología, ciencias del comportamiento, investigación de operaciones, entre otras.