To don’t list — ¿Cómo hacer menos para lograr más? Yo siempre he tenido el problema de querer hacer demasiadas cosas al mismo tiempo. Ya sea porque me cuesta decir que no — Carpe Diem y todo eso — o simplemente porque la imagen de éxito que culturalmente cultivamos es la de una persona que no para de trabajar por lo que más desea. El resultado es que muchas veces no logro los resultados que me gustarían, y me siento abrumado y agotado. Afortunadamente para nuestra salud mental, la evidencia sugiere que, contrario a nuestra intuición, si queremos lograr más, tenemos que enfocarnos.

Kate Norhrup, en un artículo que escribió para Harvard Business Review nos brinda una herramienta muy interesante que quizás nos pueda ayudar en este camino de hacer menos, sin poner en riesgo nuestros resultados: to don’t lists.

To don’t list

La idea principal es identificar, de una manera metódica y basada en evidencia, actividades que nos hacen sentir ocupados, pero que no nos ayudan a lograr resultados y nos están drenando la energía. Según la autora, esto nos va a ayudar a aumentar nuestra productividad y nos dará una sensación de paz y de espacio mental. A mí me suena bastante bien.

Así funciona:

1. Divide una página de papel por la mitad o dibuja una línea en el medio.

2. Decide un área de tu vida o trabajo en la que quieras obtener mejores resultados.

3. En el lado izquierdo de la hoja, escribe todas las actividades o tareas que tienes que hacer en esa área de tu vida o trabajo.

4. En el lado derecho de la hora, haz una lista de todas las victorias o cosas positivas que hayas logrado en esa área de tu vida o trabajo.

Pro tip: Esto me cuesta bastante, y posiblemente a muchas personas le pasará lo mismo. No estamos acostumbrados a celebrar nuestras victorias o logros, especialmente si son pequeños. No hay respuestas correctas universales a qué son logros, y el punto de este ejercicio es identificar las cosas que nos hacen sentir bien o que se sienten como logros para nosotros, así que incluye todas las cosas en el papel que te hayan hecho sentir bien, o que sean resultados positivos, sin importar lo pequeños o irrelevantes que puedan parecer.

5. Dibuja una línea conectando las victorias o logros a la actividad que es mayormente responsable por el resultado.

6. Circula las actividades de tu lado izquierdo que hayan sido responsables de algo positivo, y mira a las restantes. Todo lo que no esté en un circulo es lo que debemos parar de hacer, minimizar significativamente, o delegar si podemos.

Entiendo bien el pánico de escuchar que debemos hacer menos en vez de más, y muchas veces genuinamente no podemos o no nos conviene hacer menos trabajo. Pero creo que hay algo inteligente en identificar qué nos hace sentir bien o nos trae mejores resultados, y hacer un esfuerzo consciente por enfocarnos en ello.

Yo por lo menos estoy dispuesto a intentarlo.

Otros recursos

Si quieren indagar más en el tema de las ventajas de enfocarse en una cosa, les dejo este episodio de The Startup Therapy Podcast, en el que hablan de la experiencia de trabajar en varias ideas de startups a la vez.